MIRA A TU MIEDO A LOS OJOS Y ATRAVIESALO

Inspirada por un anuncio publicitario sobre el miedo, donde al final una chica mira a su miedo en forma de lobo a los ojos,  lo mira, corre hacia el y lo atraviesa, cuando mira ve que su miedo a desparecido,  y tras leer el artículo “ Plantarle cara al miedo” del nº 49 de la revista  “ Cuerpo mente” :

No nos gusta sentir miedo, es una emoción desagradable, se nos dispara el corazón, sentimos un nudo en la garganta, deseamos huir,etc .  A veces sentimos miedo ante algo real, como por ejemplo ver que se acerca un desconocido por una calle oscura con intención de atracarnos, echamos a correr, esa es la función del miedo que nos ayuda a sobrevivir, es elmiedo adaptativo, el que nos protege, como un detector de peligros para nuestra seguridad.

Sin embargo,  muchas veces sentimos esas mismas sensaciones de miedo : palpitaciones, músculos tensos, segregación de las  hormonas  del estrés, la adrenalina y el cortisol, y nos ponemos en situación de alerta ante algo que no nos está pasando en el momento presente. El miedo al miedo, un miedo a que nos pase algo:  perder el trabajo, que nos deje la pareja, perder la juventud, miedo a la enfermedad, etc…. Y el miedo más esencial y que está debajo de todos los miedos, el miedo a la muerte.  El miedo a perder algo y el miedo al cambio son dos grandes miedos que nos llevan a llevar al miedo como un compañero de viaje constante, en este caso el miedo empieza a convertirse en algo patológico pues cuando nuestro sistema nervioso empieza a estar continuamente en esa situación de alerta, con una segregación continua de cortisol, nuestro organismo empieza a enfermar,disminuye nuestra capacidad de concentración y de memoria, disminuye la secreción de dopamina y serotonina que nos lleva a la apatia y a la depresión. Cuando ante situaciones cotidianas nuestro mecanimo de defensa biológico se pone en marcha como si estuvieramos ante un peligro real que pone en riesgo nuestra vida es posible que empecemos a padecer una patología del miedo. Entonces podemos desarrollar conductas de evitación, fobias, ansiedad crónica, etc.. Padecer miedo constante de baja intensidad produce fatiga, dolores de cabeza y de espalda, problemas intestinales, etc..También se pueden desarrollar crisis agudas de miedo, ataques de pánico que nos hacen sentir unas dificultades para respirar que se pueden confundir con ataques al corazón, son esos síntomas que suelen llevarno a urgencias.

Este miedo no adaptativo, funcional y sano, hace que sintamos que estamos como en una máquina del tiempo interna, que nos traslada al pasado y al futuro, a lo que nos pasó y a lo que nos puede pasar, tenemos que ATERRIZAR EN EL PRESENTE, y así ver lo que nos estamos haciendo en el presente con esa fantasía catastrófica  de lo que me puede pasar, y asi en la terapia acompañamos y contenemos para que la persona tome conciencia de cómo se qued atrapada en su propia ideación, por ello lo primero es con valentía y confianza entregarse a sentirla, a asumir la experiencia dolorosa que pudiera ocurrir, es mejor asumir eso que vivir presos de nuestros propios miedos. ATRAVESANDO EL MIEDO,  “ el que huye del miedo caerá en la Zanja”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s